REVIEWS AND COMMENTARY

Eduardo Fernández & Michael F. Brown
Guerra de sombras: La lucha por la utopía en la Amazonía peruana
CAAAP-Lima/CAEA-Buenos Aires, 2001

 

Review in the journal Anthropos by Diego Villar, 2002. Available as downloadable pdf file.

 

 

GUERRA EN LA SELVA        En 1965, los guerrilleros--entre ellos Guillermo Lobatón del Movimiento de Izquierda Revolucionario--abrieron un frente de lucha en nuestra amazonía. Los asháninkas, una de las etnias más numerosas de nuestra amazonía, hicieron un frente o alianza con ellos convencidos de los ideales de los marxistas. Sin embargo, ambos guerrilleros y asháninkas, fueron derrotados por las fuerzas militares del gobierno peruano. Todo este pasaje de nuestra historia amazónica es narrado en el reciente libro Guerra de sombras (Ed. CAAAP), de los antropólogos Eduardo Fernández y Michael F. Brown. Lo interesante de esta publicación es que los autores han recogido información de los mismos protagonistas, los asháninkas, así como de archivos y publicaciones periodísticas de la época. El libro trata de responder cómo esta comunidad nativa creyó en esta alianza para estar libre de la destrucción y colonización europea o foránea. No poca convicción mesiánica los llevó a creer en la esperanza para acabar en tragedia. El texto interpola de algún modo los hechos del 65 con sucesos de los años 80, cuando militantes de Sendero Luminoso pretenden imponer a los asháninkas una visión de utopía socialista. Libro para historia y debate. Guerra de sombras será presentado hoy por Jaime Regan, Carlos Iván Degregori y Oscar Espinosa. C.C. de la Católica. 7 pm.

Mesías de las Sombras: Nueva publicación sobre el tema ashaninka. [26 de Julio de 2001]

La historia de la tribu ashaninka está entrelazada con la historia de los extranjeros quienes a partir del siglo XVI irrumpen en sus comunidades con buenas y malas intenciones. De la misma manera el mito es una especial forma de comprensión de la tribu, quien entiende e interpreta la historia desde su particular perspectiva. El mesianismo es uno de los rasgos ashaninka y actúa como una suerte de catalizador histórico. La investigación de los antropólogos Eduardo Fernández y Michael F. Brown plantea una visión histórica en cuanto es consciente de que algunos rasgos de la tribu ashaninka son cambiantes y otros permanentes. El mesianismo es abordado a partir del fracaso de un levantamiento en la Amazonía peruana en 1965, cuando la tribu ashaninka se pliega al MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) a través del líder de la columna guerrillera Túpac Amaru, Guillermo Lobatón, en quien vieron a un salvador. Este mesianismo ashaninka tiene sus raíces en las rebeliones y movimientos religiosos ocurridos en la selva en los siglos XVIII y XIX: en 1742, con la rebelión de Juan Santos Atahualpa contra la dominación española; en 1893, con el cauchero Carlos Fermín Fitzcarrald contra la Peruvian Corporation inglesa, y en 1920 y 1960 en torno a los misioneros Stahl y Bulner. "Guerra de Sombras" es el relato del caso de 1965.

El cacique Venancio y su familia. Fue el principal empleado de Fitzcarrald.

29 de julio de 2001 (Selection from 3-page article)
Las Guerrillas del Buen Salvaje
Escribe Oscar
Miranda

Sumergidos en archivos clasificados y en la espesura de la selva, dos antropólogos extrajeros han desempolvado un capítulo fundamental en la historia de los movimientos armados en el Perú: el proyecto insurgente que en 1965 unió a la guerrilla del MIR y las comunidades asháninkas. La investigación, Guerra de Sombras (CAAAP, 2001) recuerda los últimos días del legendario Guillermo Lobatón, a quien el fervor de los nativos convirtió en el Mesías que los liberaría de la explotación y la pobreza. En el universo asháninka una línea implacable se extiende desdo los albores de la raza hasta el final de los días. La sustancia de esta idea es que el mundo actual, de opresión y sufrimiento, será por abrirle paso a otro, pleno de felicidad y beunaventura . . .

El antropólogo Eduardo Fernández, sumergido desde 1976 en la complejidad de su mundo, tardo 15 años en comprenderlo. Cuando lo entendió estaba sentado en una mesa del Haití, frente a un colega suyo. Era 1986 y Michael F. Brown, norteamericano, venía de explorar desde hacia varios años la mágica cosmovisión aguaruna. Como suele ocurrir, la discusión académica había cedido paso al relato de aventuras y anecdotas personales. Y Eduardo tenía una historia urgente que contar.

Fernández y Brown necesitaron cinco años para reconstruirla. Cinco años de investigación conjunta, además de los 15 que Eduardo había destinado al estudio del universo asháninka. Michael propuso abordar la exploración desde distintas miradas: la indígena, la guerillera, la periodistica, la oficial e, incluso, la del gobierno norteamericano que también estuvo involucrado en aquellos dramáticos sucesos. La ley de libertad de información de su país lo permitió acceder a las fuentes del Departamento de Estado. Los trámites tomaron varios años, pero valieron la pena . . . .


Los autores